Mes: diciembre 2016

Una joya sin nombre

Las piedras preciosas en combinación con materiales a veces suntuosos y otras veces económicos, dieron al periodo de entreguerras un tipo de ornamento en el que predominaron los colores saturados, la obsesión por lo egipcio y la mezcla de estilos.

Anuncios

La dama de oro

Autor: Andrea Uribe Yepes Un poeta y una pintora con aura de socialité se encuentran un fin de semana a las afueras de Roma. El resultado: un lienzo en blanco, un anillo de topacio y un escándalo. No fue siempre Tamara de Lempicka. En un principio, en Rusia de comienzos del siglo XX, fue Tamara Górska, una niña de la clase alta moscovita que descubrió que quería pintar cuando tenía 12 años. Sus padres, una heredera y un abogado, encargaron a una pintora anónima un retrato al pastel de su hija mayor. Para ella fue una tortura las horas que tuvo que pasar severa y dispuesta. Padecía cada minuto que debía ordenar a su cuerpo la rigidez. Más tarde, Tamara también torturaría a los que posaran para ella. La aristocracia europea de la primera mitad del siglo XX hizo fila para ser torturada. Tamara, que ahora tenía el apellido Lempicka tras casarse con un abogado que conoció en la ópera, tomó rostros, cuerpos, vestidos y sombreros de sus amantes y amigos y creó una colección …

Hecha en Medellín

Fue la editora Diana Vreeland quien dijo que debíamos llevar a los ojos de viaje, sumergirlos en estéticas distintas, enfrentarlos a lugares que no conocen. Bajo esa premisa dirigió editoriales de moda en los escenarios más inesperados, para que a los lectores nada se les volviera paisaje. Pasaba de desiertos tenaces a los fríos más blancos, y de ahí a una escena con elefantes. Pero a veces no hay que tomar un avión para que los ojos se sorprendan, a veces, simplemente, hay que salir y ver todo lo que ya se ha visto como si fuera la primera vez. En esta edición de Mamba quisimos ver Medellín, ver lo que podría ser paisaje con unos ojos frescos. El filtro fue un tema encantador: la sastrería. Quisimos beber de lo propio mirando ese fenómeno del traje a la medida, de los vestidos de paño, de los hombres que usaban sombrero. Quisimos encontrar historias que sucedieran en terreno conocido, con las que sintiéramos familiaridad, cercanía. Lo hicimos sin olvidar que desde siempre hemos sido una ciudad …